Waqanki-Fruiteater Lodge
Quebrada Mishquiyacu
Moyobamba, Perú

María, Carlos y Caridad.

Me llamo María, somos ocho hermanos y junto a nuestros padres hemos transformado esta propiedad de 104 hectáreas para hacer Turismo Ecológico. Carlos es el guía, Caridad es la encargada de administración y yo me encargo de la cocina.
Recibimos turistas de todo el mundo y con alegría acogimos la visita de Don Ricardo. Por la mañana yo le preparaba el desayuno con pancitos, mermelada, huevos bien cocidos, café molido de nuestra hacienda y jugos naturales. Después del desayuno, Don Ricardo se dirigía al área de observación de colibríes que se encuentra a unos cuantos metros de la casa sobre una pequeña colina. Había que caminar con dos bolsos bien pesados, llenos de material fotográfico y subir con mucho coraje los 164 peldaños que llevan a la cima del observatorio.
Y sí, claro que sí, este reportaje pone en valor los colibríes de nuestro albergue, manifiesta María.