Este individuo ha sido observado en Tobago, durante varios días. A primera vista, podría creerse que se trata de un colibrí con una cresta natural. De hecho, el análisis de varias instantáneas proporciona una respuesta a este misterio.
Ciertamente, una ramita muy fina estaba incrustada superficialmente en la parte posterior de la frente. Este cuerpo extraño ha agitado las plumas vecinas, las cuales dan un aspecto frontal de una falsa cresta.
Se trata de Amazilia Tobaci, macho adulto, viviendo muy bien a pesar de este mini-implante.