Ricardo Zarate

Sobre el autor

Durante los últimos 35 años he desarrollado una constante, abundante y variada actividad fotográfica. Gran parte de esa actividad ha consistido en la realización de montajes audiovisuales con exposición de los resultados en exhibiciones nacionales e internacionales. Otra parte de ella se ha desarrollado en el estudio, sin el cual es difícil comprender y aprender el complejo arte de la iluminación. Por último, no me ha faltado el interés por la fotografía menos profesional, como por ejemplo la fotografía aérea: con una cometa de 9 mts de envergadura, o con un globo helio de 2.50 mts de diámetro. También he hecho algo, como distracción, con 4 diferentes tipos de drones. Comencé a fotografiar la naturaleza en los años 80, y desde hace unos tres años persigo lograr las imágenes de una avecilla en vuelo: el colibrí. Por ella me volqué de nuevo a mis primeros amores: la bellísima naturaleza. Estos pequeños y entrañables pájaros, cuyos colores deslumbran son capaces de sostenerse suspendidos en el aire con un frenético batir de alas de 70 o más veces por segundo. Son las aves que mejor dominan el arte de volar: lo hacen en cualquier dirección, siendo las únicas capaces de volar hacia atrás. Pueden desplazarse 15 metros en un segundo... Estos verdaderos drones merecían la consagración de tiempo de mis vacaciones, así como un sitio web exclusivo.

Los colibríes en vuelo

Mis técnicas de trabajo. Tres modos de captar los colibríes.