En internet hay una multitud de documentos dedicados a estas aves de la suerte. Es suficiente escribir en el campo de búsqueda hummingbird, picaflor o colibrí para darse cuenta. Considerando mi experiencia personal, quisiera resaltar algunos puntos de interés: se conocen 343 especies de colibríes, que se encuentran solamente en el nuevo mundo, desde Alaska hasta Tierra del Fuego, en Argentina.

No están en ninguna otra parte (¡no los busque en Europa o África!), excepto, por supuesto, en algunos Centros Pedagógicos Ornitológicos como el Jardín de Mariposas y Colibríes. Nuestro amigo el colibrí soporta muy mal la cautividad, ...y mucho mejor que sea así.
A veces, incluso para un experto es difícil identificar una especie a primera vista; muchas especies tienen subespecies, a veces varias declinaciones, sin contar el dimorfismo masculino/femenino y los juveniles. Para reconocerlos, los libros guías acuden en mi ayuda, pero yo prefiero el ojo más sabio de los especialistas en el terreno. Es por esta razón que conservo los datos de contacto de los expertos locales.
Mobirise

Me he dado cuenta de que los colibríes tienen un buen entendimiento con las arañas:
● utilizan sus telas para tapizar los nidos,
● recogen algunos insectos que se encuentran atrapados en sus redes (necesidad de proteínas),
● y muy a menudo hay telarañas en sus picos y plumas.
Pero no se entienden con las avispas y las abejas... ¡¡a veces son atacados!!

Un enemigo: la mantis religiosa, que también frecuentan los bebederos... ¡Ella está atenta para atacar a los colibríes más pequeños!
En los bebederos siempre hay un individuo dominante, el jefe del bebedero... Ataca a cualquiera que se permita entrar a su territorio... Pero los otros colibríes han encontrado el camino... Vienen en grupo al bebedero, desalentando así al jefe para atacar a la tropa.
Los bebederos de colibríes deben ser supervisados por personas apasionadas, competentes y disponibles. El agua endulzada contiene 1 parte de azúcar blanco y 4 partes de agua, previamente hervida para destruír los gérmenes. Una vez que el agua se ha enfriado, se hace la mezcla con el azúcar, revolviendo bien. Sólo deben verter la cantidad que se espera que se consuma durante el día, por ejemplo 100 cc. El resto del preparado se mantiene en la nevera. Cada día se agrega la dosis necesaria para el día, después de una limpieza meticulosa del bebedero.
En algunos lugares me sorprendí al ver que algunas personas atraían a los colibríes con agua dulce en la boca... Besar al colibrí ¡¡¡está proscripto!!! La boca humana es el reservorio de muchos gérmenes, incluyendo estreptococos y estafilococos, ¡golpe mortal para los colibríes! Del mismo modo, ¡no es necesario atraer a los colibríes con agua dulce en la mano!